Café con azúcar, ¿de dónde viene este feliz matrimonio?

Algunas personas están acostumbradas a ponerle azúcar al café con un solo propósito: reducir o disimular el sabor “amargo”. Pero ¿será que en otros países se combinan? ¿quién “inventó” esta mezcla?.

El café es una bebida que se logra de la infusión de los granos de café. Su preparación puede variar del lugar, pero la mayoría de las veces se siguen prepara de dos formas:  el turco y el francés.

Este aromático brebaje puede proveerte de varias propiedades, tales como prevenir cáncer, recude el riesgo de diabetes o de padecer enfermedades cardiacas, entre otras.

“La combinación del café y azúcar incrementan considerablemente el valor energético”, dijo Alícia Aguilar, profesora de los Estudios de Ciencias de la Salud y directora del Máster de Nutrición y Salud de la UOC, en España.

Por otra parte el experto Anthony Rue, quien es juez del Campeonato Mundial de Barismo y dueño de Volta Coffee, Tea & Chocolate, en Estados Unidos, nos explica que: “Primero, pienso que la mayoría de la gente no ha tenido la experiencia de probar un café dulce, limpio y que haya sido debidamente preparado. Algunos siempre van a adicionar azúcar a sus bebidas y no hay forma de cambiar ese hábito”.

Ahora bien, ¿es malo endulzar el café?

La Universidad de Barcelona publicó en 2010 una investigación en revista la revista Human Psychopharmacology: Clinical and Experimental, en la que hablan sobre la relación de la cafeína y azúcar. En este caso, no para estudiar su efecto sobre las percepciones gustativas, sino sobre la atención la cuál demostró que la administración conjunta de estas dos sustancias, cafeína y glucosa, tiene efectos beneficiosos en la atención y en el aprendizaje de las personas, así como en la memoria.

El estudio fue realizado en el Centro de Diagnóstico del Hospital Clínico de Barcelona en el que utilizaron la técnica de imagen por resonancia magnética funcional para identificar el sustrato neural de los efectos de la cafeína y el azúcar combinados, concluyendo, en todos los casos, una mejora en la eficiencia del cerebro.

“El principal resultado es haber encontrado que la combinación de las dos sustancias mejora el rendimiento en atención y memoria de trabajo, al aumentar la eficiencia de las áreas cerebrales que sustentan estas dos funciones”, explicó el profesor Josep M. Serra Grabulosa, profesor del Departamento de Psiquiatría y Psicobiología Clínica de la UB y miembro del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), uno de los autores del estudio.

Otro dato que debes saber es que endulzar a diario el café con una ligera aportación de azúcar puede ser perfectamente tolerable desde el punto de vista del índice glucémico, de modo que nuestro páncreas no se vea estresado.

En conclusión: El endulzar tu bebida no es malo, y depende del gusto de cada persona.  

Tip curioso: La glucosa tiene una incidencia directa en el sabor, el aroma y el cuerpo del café, lo que nos impide apreciar de forma correcta las propiedades de esta bebida.

Te compartimos este ejemplo nutricional:

  • Café con 2 cucharaditas de azúcar y una de cremora

Inscríbete para aprender más

Envíanos tu email si deseas recibir más información

Síguenos en