Desmontando mitos: ¿Puede el azúcar producir o agravar el cáncer?

En las últimas décadas, ha florecido una nueva cultura del cuidado de salud, debido a las grandes enfermedades como la diabetes o el cáncer, que aún con el desarrollo de la ciencia y la tecnología, continúan suponiendo un problema para los especialistas. Muchos han recurrido al ejercicio, la dieta y un estilo de vida balanceado para intentar aminorar las posibilidades de contraer estos males, a los que ahora se suman virus agresivos como el Covid-19.  

Debido a esto, uno de los alimentos que ha sido más satanizado y acusado de causar todo tipo de enfermedades, ha sido el azúcar. Incluso, se le ha atribuido la capacidad de empeorar la condición de los pacientes con cáncer o de en sí misma causar cáncer. Por su puesto, esto es solo un mito.  

Para ahondar más al respecto, lo primero que debemos entender que el cáncer es una condición en la que unas células crecen sin control y sobrepasan en número a las células normales y hace que al cuerpo le resulte difícil funcionar de la manera que debería hacerlo. Esto causa tumores que pueden ser localizados o esparcidos en el cuerpo.

Según los diferentes estudios sobre el tema, las células cancerígenas, en efecto, necesitan más glucosa que las células normales. Sin embargo, “esto de ninguna manera significa que por tener un consumo moderado de azúcar un paciente vaya a desarrollar cáncer o se le vaya a empeorar”, señala la doctora especialista en Medicina Interna, Joahana Torreala. 

En definitiva, los especialistas concuerdan con que los pacientes oncológicos pueden consumir azúcar, de forma moderada, en su dieta regular sin que esto afecte de forma alguna su condición. Asimismo, las personas que no padecen de cáncer tampoco corren el riesgo de desarrollarlo por comer más o menos azúcar. 

¡No te dejes engañar! Puedes consumir con gusto tus golosinas. La clave está en la moderación.  

Inscríbete para aprender más

Envíanos tu email si deseas recibir más información

Síguenos en