Los minerales: ¿Sabes que son y qué función cumplen en tu cuerpo?

En el lenguaje de la nutrición, a veces resulta complejo diferenciar todos los nutrientes y la función que cumplen en nuestro cuerpo.  Desde las diferencias entre macro y micronutrientes, las vitaminas y muchos otros conceptos, nos parecen lejanos y poco atractivos y eso causa que se desaprovechen muchas de sus ventajas.  

Los minerales, forman parte de estos compuestos que son vitales para nuestro organismo, pero que resultan difíciles de comprender. 

Lo primero que debemos saber, es que los minerales son nutrientes inorgánicos esenciales para el funcionamiento de nuestras células. Pero, como el cuerpo las necesita solo en pequeñas cantidades, se clasifican como micronutrientes. 

Luego se ramifican en: 

Macroelementos: También llamados minerales principales. Se requieren en más de 250 mg diarios: calcio, fósforo, magnesio y los electrolitos de sodio, cloro y potasio.

Microelementos: Conocidos como oligoelementos. Se requieren en menos de 20 mg diarios: cromo, cobre, flúor, yodo, hierro, manganeso, selenio y zinc.

Función de los minerales: 

Es importante destacar que, su función estará determinada por su tipo. Sin embargo, en líneas generales, los minerales son reguladores. Se relacionan con la obtención de energía a nivel celular y forman parte de las reacciones químicas el cuerpo. Una gran variedad de estos nutrientes contribuyen a la metabolización de los carbohidratos, proteínas y grasas. 

Los minerales esenciales para el cuerpo son: calcio, magnesio, hierro, yodo, flúor y zinc. 

¿Dónde podemos encontrarlos?

Frutas y verduras: estos alimentos están llenos de potasio, magnesio, fósforo, hierro y zinc. Sin embargo, su contenido va a ser distinto dependiendo del tipo de verdura o fruta. Por ello, los nutricionistas recomiendan dietas que tengan variedad de estos alimentos. 

Legumbres y alimentos de origen animal:  las legumbres son por lo general son buenas fuentes de hierro y calcio. Los productos de origen animal como los lácteos, están cargados fósforo y calcio; mientras que las carnes rojas, pollo y pescados, son ricos en hierro, calcio, magnesio y zinc. 

Cereales y tubérculos: son considerados una de las mayores fuentes de minerales. Por ejemplo: los cereales son los que contienen mayores cantidades de fósforo y también contienen magnesio, hierro y zinc. Mientras que los tubérculos son una gran fuente de potasio. 

Es por ello, que siempre nos recomiendan llevar regímenes de alimentación balanceados y que contengan todos los grupos de alimentos. Para obtener todos los beneficios que nos ofrece la naturaleza y evitar enfermedades y desbalances en el organismo. 

Inscríbete para aprender más

Envíanos tu email si deseas recibir más información

Síguenos en