¿Por qué se dice que azúcar aumenta la tensión arterial?

Es común escuchar que se ofrezca un caramelo o un vaso de agua con azúcar cuando alguien siente el desvanecimiento o desmayo, producto de una baja de tensión. Pero, ¿por qué se tiene la idea de que este es un tratamiento adecuado para esos casos? ¿realmente el azúcar ayuda a subir la tensión?.

La respuesta según los expertos es que depende de muchos factores. Es decir, que va a depender realmente del motivo por que hayas sufrido una baja de tensión. En ese sentido, la especialista en nutrición, Kharem Marín, explica que “generalmente, las personas asocian la baja de tensión con baja de azúcar”. Pero, no necesariamente es lo mismo.

Cuando la baja de tensión está asociada a una baja de azúcar si funciona el caramelo o el vaso de azúcar para ayudar normalizar los niveles de azúcar en la sangre”.

Igualmente, Marín explica que, cuando se trata solo de una hipotensión, “lo ideal es recurrir a otros mecanismos como: alzar las piernas, consumir algún estimulante cardíaco como cafeína o chocolate”.

Otro factor que podría desencadenar una baja de tensión, es la hipoglucemia, que según la Clínica Mayo, se trata del nivel bajo de azúcar en la sangre que se produce después de una comida, generalmente dentro de las cuatro horas después de comer. Es diferente del bajo nivel de azúcar en sangre (hipoglucemia) que se registra durante el ayuno.

Los signos y síntomas de la hipoglucemia pueden incluir los siguientes: Hambre, piel pálida, debilidad, temblores, sudoración, aturdimiento, ansiedad, desorientación.

Sin embargo, varios estudios han encontrado que el exceso de azúcar influye en la hipertensión, tanto como el consumo excesivo de sal. Como siempre, todo alimento debe ser consumido con moderación para poder aprovechar sus beneficios y el azúcar no es la excepción.

Inscríbete para aprender más

Envíanos tu email si deseas recibir más información

Síguenos en