¡Qué no te engañen! Estos son los mitos más comunes sobre el azúcar

En un mundo en el que cada vez es más frecuente escuchar a gurús de las dietas, ejercicios y demás rutinas para el cuidado de la salud y el físico, resulta más difícil reconocer qué alimentos son realmente beneficiosos y cuales no y también caer en mitos o rumores.

Uno de los alimentos que mayores debates y críticas suscita hoy en día, es el azúcar. Son muchos los “especialistas” que satanizan su consumo, al punto de recomendar erradicarla por completo de la alimentación diaria, mientras algunos, más moderados, recomiendan su uso de forma consciente e inteligente por ser una importante fuente de energía para el organismo.

Lo cierto, es que este alimento ha estado envuelto en miles de mitos y realidades que trataremos de aclarar en este artículo.

Mito 1: Consumir mucha azúcar causa diabetes

Esto por supuesto es un mito. Sobre este particular, el portal diabetes.org 1 , señala lo siguiente:

“La causa de la diabetes de tipo 1 son factores genéticos y desconocidos que desencadenan el inicio de la enfermedad; la causa de la diabetes de tipo 2 son factores genéticos y de estilo de vida.

El sobrepeso aumenta el riesgo de tener diabetes tipo 2, y una dieta rica en calorías de cualquier tipo produce un aumento de peso. Los estudios demuestran que tomar bebidas azucaradas está asociado con diabetes tipo 2.

La Asociación Americana de la Diabetes recomienda que las personas limiten su consumo de bebidas azucaradas para ayudar a prevenir la diabetes.

Entre las bebidas azucaradas están: bebidas gaseosas regulares; ponche de frutas; jugos de fruta; bebidas energéticas; bebidas deportivas; té dulce; otras bebidas azucaradas”.

Mito 2: El azúcar es nocivo para la salud.

Esta aseveración es falsa y se ha convertido en una de las banderas de quienes repudian tanto el azúcar que hasta han llegado a catalogarla como veneno.

La realidad es que el azúcar es necesaria para optimizar las funciones cerebrales y para aportar energía al cuerpo.

Igualmente, su consumo regular genera placer y satisfacción al paladar, que podría incluso influir en disminuir el estrés y facilitar el descanso.

Mito 3: El azúcar moreno o de panela es más sano que el azúcar blanca refinada

Esta afirmación, por supuesto, es falsa. Según los expertos, ambos tipos de azúcar tienen exactamente la misma cantidad de calorías y sus propiedades son similares. Así que simplemente se trata de gustos, pues lo único que varía es el proceso de obtención, el cual hará que cambie su textura, color y en algunos casos el sabor.

Mito 4: El azúcar es causante de las caries

En este caso, la realidad es que el azúcar en sí no causa ninguna afección dental. Lo que sí podría ocasionar estas molestas lesiones en tus dientes es la falta de una buena higiene, el consumo excesivo de ácidos, fumar, entre otros malos hábitos.

Ahora bien, los expertos bucales señalan que, la glucosa excesiva en los dientes causa ácidos que al final producen caries, sin embargo, todo radica nuevamente en la higiene bucal.

Mito 5: La miel y otros endulzantes son más sanos que el azúcar

Este resulta ser uno de los enunciados más de moda en los últimos tiempos, pero por supuesto, también es falso.

En realidad, la miel, el jarabe de arce, el maple, el agave, entre otros, contienen casi la misma cantidad de azúcar que el producto original y tienen un nivel calórico casi similar, solo cambia su origen y por supuesto su textura y apariencia.

Estos, son solo algunos de los mitos más conocidos. Sin embargo, cada día salen nuevos males que se le atribuyen al azúcar y que se van adaptando a los tiempos que corren, como por ejemplo, que el consumo de este alimento puede potenciar el Covid-19 (lo cual es completamente falso). Así que no te dejes engañar.

Como siempre, nuestra recomendación es consumir el azúcar y cualquier otro alimento de forma moderada. Según la OMS, el consumo no debe exceder los 25 gramos diarios, debería estar bien distribuida a lo largo del día y por supuesto respetando las condiciones de salud de cada persona.

Inscríbete para aprender más

Envíanos tu email si deseas recibir más información

Síguenos en