El proceso de cultivo de la caña de azúcar

El proceso de cultivo de la caña de azúcar tiene un proceso de crecimiento variable que depende en gran parte del clima.

Para la propagación de la caña de azúcar se necesitan los esquejes de los tallos de caña de azúcar como material vegetal, y estos se convierten en las semillas que se cultivan.

La siembra de la caña consiste en repartir las diferentes semillas trasplantándolas a los cañales para poder hacerle los cortes que se necesitan y quedarse el material vegetal de 50 centímetros de longitud.

Proceso de producción y siembra

Fertilización

El abono se aplica de dos a tres veces durante el verano y otoño, debido a que el cultivo de la caña de azúcar agota los nutrientes que hay en el suelo poco a poco.

Recolección

La caña de azúcar puede recolectarse de dos formas, manual y con maquinaria. Ambas se realizan luego del proceso de quema, porque lo que se necesita lograr es que se eliminen todas las impurezas. La quema es necesaria para que los cortadores de caña puedan realizar su labor; sin ella, estarían expuestos a lesiones por los tallos de la caña y a las plagas que se encuentran en los campos. 

Tipos de cosecha manual

Corte convencional

Consiste en cortar el tallo por la base, despuntarlo y prepararlo para montarlo en el transporte.

Corte limpio

En este se cortan las hojas del tallo, se corta el tallo por la base, se despunta y se prepara para el transporte.

Cosecha mecanizada

Para este tipo de recolección se busca que la cosecha esté en verde para que se aumente el rendimiento de corte en la caña.

Este corte se realiza por cosechadores de labor combinada, o sea en mecanismo de corte convencional y limpio. Se despuntan los tallos, se cortan por la base y se parten en pequeños pedazos y así eliminar impurezas y poder transportarlos.

Fuente: https://www.infoagro.com/documentos/el_cultivo_cana_azucar.asp

Inscríbete para aprender más

Envíanos tu email si deseas recibir más información

Síguenos en