¿Porqué nuestro cerebro pide azúcar en época de exámenes?

De acuerdo con Ramón de Cangas, de la Academia Española de Nutrición y Dietética, “el cerebro consume 5,6 miligramos de glucosa por cada 100 gramos de tejido cerebral por minuto”.

En el cerebro de un individuo adulto, explica, la mayor demanda de energía procede de las neuronas, de gustos exigentes para las cuales el azúcar es primordial, pues a diferencia del normal de las células, que obtienen energía de otro tipo de fuentes, las neuronas prácticamente funcionan por esta sustancia.

Por ello, a pesar de que el cerebro representa menos del 2% del peso corporal, gasta hasta el 20% de la energía del total de la glucosa que fabrica el organismo, que resulta ser su principal consumidor.

Por otra parte, de acuerdo con un estudio realizado por investigadores de universidades y centros de investigación de Alemania y Estados Unidos, el cerebro tiene el azúcar como su principal fuente de energía.

Así mismo, otra reciente revisión científica, por prestigiosos investigadores en neurología, denominada “Azúcar para el cerebro: el rol de la glucosa en las funciones fisiológicas y patológicas cerebrales”, da conocer una visión global sobre el papel del metabolismo de la glucosa en la función del cerebro.

Este estudio señala que si los niveles de energía generados por azúcar están a la baja, entonces se activa una respuesta intensa presentando síntomas como irritabilidad, problemas de visión, ansiedad, mareos y hambre, entre otros, que alertan a la persona para que ingiera alimentos y corrija así la hipoglucemia.

Así es que ya que el cerebro depende y funciona mejor a nivel neuronal tras la ingesta de azúcar, es normal que cuando a este se le exige como en época de exámenes, el azúcar es parte necesaria para el mismo.

Inscríbete para aprender más

Envíanos tu email si deseas recibir más información

Síguenos en