Producción de papel de fibra de caña

La producción de papel por medio de la caña azucarera, tiene un proceso muy parecido a la del que sale de la madera; sin embargo, es mucho más amigable para el medio ambiente.

Este es el proceso, continúa leyendo y ¡conócelo!

El proceso empieza en el cañaveral con la cosecha en el período de zafra, que, normalmente, va de mayo a noviembre. 

La caña de azúcar se corta, se limpia y se vuelve en trozos en las máquinas moledoras. Cuando se muele, se separa el jugo de la fibra. Con el jugo, se producirá luego el azúcar y con la fibra se producirá el papel.

La fibra es guardada para su tratamiento biológico y suspendida por agua, que se deriva para riego, y la fibra se lleva a los digestores donde se cocina en soda cáustica y al vapor para eliminar el lignum, que es el adhesivo natural que junta las fibras.

La fibra es ahora una pulpa color café, la cual  debe pasar por los filtros lavadores. En estos filtros  se separa la pulpa del licor negro, que también se reutiliza una vez que se convirtió en soda cáustica.

Le sigue el proceso químico de blanqueo luego del drenaje en una malla plástica giratoria. El resultado es una hoja de papel continua que es prensada y secada al vapor. La hoja se alisa con el espesor deseado al pasar por un sistema de rodillos. 

Con este papel se generan rollos grandes.

El último paso es la cortadora, que los parte según los tamaños requeridos para los productos finales.

Inscríbete para aprender más

Envíanos tu email si deseas recibir más información

Síguenos en